Bienvenidos al blog oficial de HERA Guía para Novias.

martes, 26 de mayo de 2015

Decálogo para una madrina perfecta.



Cada padre tiene su propio papel para desempeñar el día de la boda.
Las madrinas, sin duda, ocupan un lugar muy importante en nuestras vidas, nos ayudan a encontrar nuestro rumbo a disfrutar de cada momento y se aseguran que nunca dejemos de soñar.

Durante los preparativos se convierten en las mejores confidentes, son el sostén, fuente de consulta en cada decisión y su palabra sabia siempre llega a tiempo en momentos donde toda novia se desborda.

En el gran día se emocionan al ver que finalmente llegó el momento, entre lágrimas, dan tranquilidad para que camines segura y feliz rumbo al altar y se aseguran que todo salga perfecto.

Después del vestido de novia, el más importante es el de la madrina. Será de las más observadas por los invitados.

Para ello elaboramos el decálogo de la madrina perfecta.

1-La regla número uno, es la regla de oro.
La madrina debe tener claro que su rol es de acompañar, por lo tanto su forma de vestirse y actuar debe ir acorde a su papel.
La novia es la gran protagonista de la noche.

2-El protocolo dicta que la madrina debe ir de largo.

3-El vestido deberá acompañar el estilo del casamiento.
Si la novia lleva un diseño sencillo la madrina no puede llevar un vestido muy recargado.

4-Las madrinas deben ponerse de acuerdo, es importante que exista cierta armonía entre las mujeres protagonistas de la fiesta.

5- Los colores que pueden elegir son variados.
Se recomienda para bodas en la tarde los colores pasteles como el rosa, el salmón o el verde menta y por la noche, colores con más fuerza como el azul, el verde esmeralda o el rojo.
Es importante que la madrina elija colores que la favorezcan más allá de la tendencia y la destaquen entre los invitados.

6-El blanco está prohibido así como el champagne, el marfil y el crudo, ya que la madrina estará situada cerca de los novios y su vestido podría confundirse.
La madrina nunca debe eclipsar a la novia.

7-Ni escote palabra de honor, ni tirtantes, la madrina debe ser discreta la mejor opción es la manga larga o tres cuartos.

8-El diseño no debe quedarle ajustado ni incómodo. El vestido ideal es aquel con el que ella se sienta ella misma y no disfrazada.
Debe acompañar su físico, su personalidad y su estilo.
La madrina debe lucir cómoda y natural entre los invitados.

9-Con respecto al maquillaje, debe ser aquel que resalte sus rasgos pero sin dejar de estar reconocible. No es momento de probar estilos o innovar.

10-En caso que elija llevar como complemento un sobre, debe ser pequeño.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Google+ Followers